La historia de la Liga Nacional conoce un solo final para situaciones como las que se vive en esta serie entre La Unión y San Lorenzo: las nueve veces que un equipo sacó ventaja de 3-0 en definiciones al mejor de 7, tarde o temprano se quedó con el título.

 

sl1

Haciendo un repaso a esas finales que comenzaron 3-0, lo primero que hay que decir es que son tres las que terminaron en barrida, un 33,3% del total.

* La primera fue de Atenas a Boca (1997/98), en el recordado cierre, luego de dos juegos en el Luna Park. Con Marcelo Milanesio, Héctor Campana, Fabricio Oberto (37 puntos y 11 rebotes), Diego Ossela, Bruno Lábaque, Leandro Palladino, Gabriel Riofrío, Andrés Pelussi, Steve Edwards y Darrel Anderson en la noche de la consagración del equipo dirigido por Rubén Magnano.

* La segunda fue de Libertad sobre Quimsa (2007/08), con un punto de contacto con esta serie entre La Unión y San Lorenzo: Julio Lamas, técnico de aquel equipo de Sunchales en su hora más gloriosa, que ahora dirige al club de Boedo. Ese equipo también tenía a un protagonista de la barrida de Atenas consumada en el Luna Park: Andrés Pelussi. En la noche de la consagración también estuvieron Sebastián Ginóbili, Marcos Saglietti, Pablo Moldú, Jorge Benítez, Emilio Domínguez, Mariano Cerutti, Juan Sartorelli, Laron Profit y Robert Battle.

* Y el 4-0 más reciente fue el de Regatas Corrientes a Lanús (2012/13). Con Nicolás Casalánguida en el banco y Federico Kammerichs como emblema, el equipo correntino consiguió su primer y único título de Liga ganando el cuarto punto de la serie en el Rotili. Los otros jugadores del Fantasma aquella noche fueron Paolo Quinteros, Javier Martínez, Nicolás Romano, Miguel Gerlero, Pedro Calderón, Nicolás Ferreyra, Dartona Washam y Jerome Meyinsse.

El resultado final que más se repitió hasta ahora en series al mejor de siete que comenzaron 3-0 fue el 4-1, un registro final que se dio en cuatro oportunidades (44,4%). Atenas lo consiguió frente a GEPU en la 91/92, Peñarol y Boca ante Independiente de Pico en la 93/94 y 96/97, respectivamente, y otra vez Atenas, pero esta vez ante Estudiantes de Olavarría, en la 01/02.

Las otras dos finales que llegaron match point al cuarto punto se resolvieron por 4-2. El primer equipo que luego de perder los tres primeros logró estirar la serie hasta el sexto juego fue el recordado Estudiantes de Bahía Blanca (Néstor García, Hernán Montenero y Juan Espil), que perdió con GEPU de San Luis en la 90/91 en la primera experiencia con definición al mejor de siete juegos. Y el otro fue Atenas (Marcelo Milanesio, Jervis Cole y Wallace Bryant), también frente al equipo puntano, en la 92/93.

La tiene complicada La Unión, un equipo que empezó la temporada con un récord de apenas 3 victorias y 11 derrotas en los primeros 14 juegos de la temporada, pero que logró reinventarse para dar un vuelco fantástico a una campaña que, sí o sí terminará con balance positivo.

 Por

Nikolas González 

Advertisements